tomascastillo.com

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Buenas prácticas en la acogida

E-mail Imprimir PDF
Oir el artículo

La revista Sin limit.es, que publica el Comité de Representantes de Personas con Discapacidad de Navarra (CORMIN) dedica su número de julio de 2010 a la acogida, dándome la oportunidad de escribir un artículo sobre las buenas prácticas en la acogida.

Una buena práctica es esencialmente la que funciona bien en un lugar y es transferible a otras organizaciones, a otros equipos. De ahí que es muy importante transferir las buenas prácticas una vez evaluado su eficacia, y comprobar su aplicabilidad en otros entornos. Debemos realizar un gran esfuerzo por comunicar, por compartir los progresos que realizamos, de compartir lo que vamos aprendiendo depende avanzar en el conocimiento. Es uno de los grandes valores que las buenas prácticas pueden aportar al trabajo profesional: de lo que logramos un buen funcionamiento, contrastarlo con otras organizaciones para validar su carácter de buena práctica.

Pero sobre todo, una buena  práctica es la que está orientada a la persona como protagonista de todo nuestro trabajo, teniendo en cuenta sus demandas, sus objetivos y sus sentimientos, situándonos desde el proceso de acogida como el profesional acompañante, que estará contigo sin ejercer autoridad jerárquica, que procurará apoyarte para lograr lo que quieres sin imponer su criterio, que respetará tus decisiones aunque no las comparta y que garantizará tus derechos, incluso el de equivocarte.

 Desde esta actitud profesional hablamos de:

  • oportunidades y no de requisitos.
  • facilidades y no de obstáculos.
  • toma de decisión personal y no de imposiciones.
  • apoyos personalizados y no de estructuras o servicios.
  • autonomía y participación en la sociedad,  no de institución.
  • trabajo en red y no de empezar de cero, coordinándonos con otras entidades.
  • apoyos en el entorno y no de desvinculación.
  • otros, y no solo de Amica, contando con otro tipo de recursos que pueden servir a la persona.
  • trabajo en equipo, compartiendo la información
  • apoyo global a la persona y su familia
  • comunicar con optimismo, con alegría, con ganas, en positivo.

Un ejemplo de buena práctica donde se plasman estos principios me lo transmitió Carmen Cabo, responsable del proceso de atención social de Amica. “En una ocasión una persona que era la primera vez que venía, estuvo durante toda la primera entrevista llorando,  fue la madre la que hablo durante toda la entrevista.

Intente trasladarla lo importante que era recibir apoyos cuando una se encuentra perdida, con delicadeza pero también con fuerza para trasmitirla confianza.

Aquella entrevista duro más de dos horas y no pronuncio una palabra, pese a mi insistencia.

En la segunda entrevista ella tomo la decisión de venir, no decía nada pero no lloraba, y escuchaba los apoyos que la podíamos ofrecer. En la tercera al fin dijo que quería, y a partir de ahí se inicio todo el proceso de apoyo que la ha permitido actualmente llegar a trabajar.

Creo que la confianza trasladada, la falta de prisa, el escuchar a su familia pero intentando centrar la atención en ella, y el permitir que la persona se tomara su tiempo antes de decidirse, contribuyo a que diera ese primer paso”

Compártelo en tus redes sociales favoritas

Buenas prácticas en la acogida

Sígueme

S¡gueme en Facebook

Radio

RADIOAMICATOMAS.jpg

Vídeo destacado

Agenda de Tomás Castillo

EstÁs aquÍ

¡ATENCIÓN!, Utilizamos algunas cookies para mejorar su navegación y su experiencia en esta página. Para saber más a cerca de las cookies que usamos y como eliminarlas, lea nuestra nuestra: Política de privacidad.

SI, acepto las cookies de este sitio.

EU Cookie Directive Module Information