tomascastillo.com

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

El mundo desde mis muletas

E-mail Imprimir PDF
Oir el artículo

En estos días estoy experimentando lo que con frecuencia escribo y digo en tantos foros:  la discapacidad está muy cerca en nuestra existencia, cualquier circunstancia imprevista puede cambiarnos la vida.

Esta vez lo he comprobado personalmente, por el mero hecho de empujar un vehículo que se resistía a arrancar, se produce una rotura de fibras musculares en una pierna, lo que me obliga a caminar con unas muletas durante una temporada.

Todo a mí alrededor se hace más difícil para desplazarme. Algo tan habitual como ir al aseo se convierte en una aventura en la que tengo que pensar cómo apoyarme, qué elementos pueden servir para sujetarme. Y ¡lo peor! ¿Cómo levantarme sin perder el equilibrio?

Si llevar un simple periódico de un lugar a otro se convierte en un problema, qué contar del esfuerzo que hay que realizar para vestirse.

Las barreras físicas, esas que sabemos que están ahí, se convierten en obstáculos enormes. Antes de subir una escalera uno se plantea si es realmente necesario. Resulta curioso comprobar la diferencia que hay entre el saber y el experimentar por uno mismo.

Antes de ocurrirme este accidente doméstico era consciente de que la casa está llena de barreras, ahora cada una de ellas se convierte en un problema. Y uno piensa en la paciencia que tienen tantas personas con discapacidad con nosotros, los que podemos sortear las barreras. Lo suyo es una práctica de tolerancia envidiable para con la sociedad donde vivimos, tan ajena, tan de espaldas a los problemas de algunas personas, que algún día, como a mí me ha ocurrido, pueden ser nuestros problemas.

Me he alegrado de tener esta experiencia. En mi caso será solo temporal, que me ha situado mejor no solo en el conocimiento, sino en la experiencia. Todos deberíamos andar en alguna silla de ruedas de vez en cuando; atarnos una pierna y coger una muleta; ocultar los ojos y movernos sin vista; tapar nuestro oído y comprobar las dificultades para comunicarnos. Nos daríamos más cuenta de la cantidad de barreras que existen a nuestro alrededor, de lo difícil que resulta vivir en un mundo así, mientras que los demás vivimos inconscientes de esta realidad, hasta que lo experimentamos personalmente.

Mientras me recupero conviviendo con esta discapacidad temporal, aprovecho la oportunidad para leer, escribir, llamar a más amigos, meditar, y comprobar lo vulnerables que somos, cómo pueden quedarse tantos planes en meras intenciones.

Compártelo en tus redes sociales favoritas

El mundo desde mis muletas

Sígueme

S¡gueme en Facebook

Radio

RADIOAMICATOMAS.jpg

Vídeo destacado

Agenda de Tomás Castillo

EstÁs aquÍ

¡ATENCIÓN!, Utilizamos algunas cookies para mejorar su navegación y su experiencia en esta página. Para saber más a cerca de las cookies que usamos y como eliminarlas, lea nuestra nuestra: Política de privacidad.

SI, acepto las cookies de este sitio.

EU Cookie Directive Module Information