tomascastillo.com

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Aprender aquí, para aportar en lo universal

E-mail Imprimir PDF
Oir el artículo

Editorial
Boletín de amica nº 88

Iniciamos un 2018 con importantes proyectos que pueden tener una gran repercusión en la propuesta de que siglo XXI sea el de la igualdad para las personas con discapacidad.

En 2001 la Organización Mundial de la Salud, aprobó la nueva visión de la discapacidad que veníamos proponiendo, entendiendo a la persona con sus capacidades y poniendo las limitaciones en un segundo plano. Este nuevo enfoque incorporado en la Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud (CIF), documento en el que en Amica trabajamos varios años en la Red Española y en la Iberoamericana.

Cinco años después, en 2006, Naciones Unidas aprueba la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, incorporando derechos básicos, como el de la autonomía personal, que desde Amica veníamos defendiendo incluso compareciendo en el Congreso de los Diputados.

En el siglo XXI ha llegado el momento de las personas con discapacidad, el 15 por ciento de la población mundial, más de mil millones de personas; el fenómeno con mayor incidencia de la humanidad. Por eso estamos promoviendo una acción mundial que nos permita conocer a las personas, identificarlas, saber qué discapacidad tienen, qué edad y en qué situación se encuentran. Y realizar censos que nos permita contar con datos reales para poder desplegar políticas de cooperación en los países en desarrollo. Estamos proponiendo al Gobierno de Colombia realizar un primer ensayo en su país, y aprender juntos cómo realizar esta inmensa tarea. Un proyecto así, solo puede hacerse con el impulso de muchas organizaciones, con el concurso de los estados y las agencias internacionales.

Será un proyecto a desarrollar desde el Campus Diversia, que tiene precisamente la misión de compartir proyectos con otras entidades de discapacidad, de enfermedades crónicas (incluidas las poco frecuentes), para poder abordar objetivos que para una sola organización son imposibles. 2018 será un año decisivo para el desarrollo del Campus Diversia y convertirlo en ese lugar de encuentro que tanto necesitamos para cambiar la mirada del otro, la idea que la sociedad tiene de que con discapacidad somos personas diferentes. Ya estamos en las obras, en la capacitación de las personas.

Tenemos que lograr en este siglo que seamos vistos como personas primero, no como disminuidos, sino como seres con capacidades, que precisamos apoyos para desempeñar alguna actividad, pero que podemos aportar, que debemos ser ciudadanos que contribuyan al sostenimiento de la sociedad con nuestro trabajo, quien puede, y siempre con nuestra participación. Atrás va quedando la idea de la “integración”, de la “inclusión”. Todos somos ciudadanos con igualdad de derechos dentro de la diversidad.

¿Cómo se consigue eso? Aunando esfuerzos. Creando redes de colaboración. Liderando con ideas muy claras. Haciendo protagonistas a las propias personas. Lo decía Victor Hugo “Nada hay más fuerte que una idea a la que le ha llegado su momento”. Es el momento de la igualdad de las personas con discapacidad, como anteriormente lo fue de la igualdad de derechos entre mujeres y hombres, y anteriormente entre negros y blancos, acabando con la esclavitud, que durante milenios se vivió como si fuera normal que unas personas nacieran libres y otras esclavas.

Amica se ha propuesto impulsar este cambio social tan necesario, para acabar con las barreras físicas y las mentales, creando iniciativas y proyectos capaces de involucrar a muchas organizaciones, de hacer a las personas auténticas actoras de su participación en la sociedad. Y para eso estamos ensayando, investigando continuamente en proyectos que desarrollamos en Cantabria, en ideas que queremos compartir, para que los resultados logrados en las personas puedan producirse en otros lugares. Es la Amica universal, que actúa no solo en clave propia, sino proyectando con las demás entidades de cualquier lugar, aportando su conocimiento práctico de cómo lograrlo.

Para que sea posible esta proyección universal de Amica, hay que hacerla más sostenible. Por ello mantendremos una frenética actividad en Cantabria en 2018, con el proyecto del nuevo Centro de Día en Santoña, en un local de más de 300 metros que ya hemos adquirido; o el proyecto de la nueva lavandería industrial en Torrelavega que se pondrá en marcha en una nave de más de dos mil metros cuadrados; y contaremos con una nave para la ampliación de la planta dedicada al reciclado de envases y tratamiento de residuos industriales en Santander.

Todo lo que hacemos en Cantabria, los grandes proyectos y lo pequeños, tienen el cometido de poderse replicar, para que se beneficien personas en cualquier lugar del mundo, como ya hacemos en Bolivia, Colombia o Argentina. Porque, ampliando la frase de nuestro primer presidente, Agustín Bárcena: Amica será tan universal como nosotros queramos que sea. Y en este propósito necesitamos tu apoyo, el de todas las entidades, que como nosotros trabajáis por una sociedad para todas las personas.

Tomás Castillo Arenal

Compártelo en tus redes sociales favoritas

Aprender aquí, para aportar en lo universal

Sígueme

S¡gueme en Facebook

Radio

RADIOAMICATOMAS.jpg

Vídeo destacado

Agenda de Tomás Castillo

EstÁs aquÍ

¡ATENCIÓN!, Utilizamos algunas cookies para mejorar su navegación y su experiencia en esta página. Para saber más a cerca de las cookies que usamos y como eliminarlas, lea nuestra nuestra: Política de privacidad.

SI, acepto las cookies de este sitio.

EU Cookie Directive Module Information