tomascastillo.com

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

La autonomía personal es un derecho

E-mail Imprimir PDF
Oir el artículo
Editorial
Boletín de amica nº 81

Tanto nos hemos dedicado a hablar de dependencia, que la autonomía de las personas parece haberse quedado en un segundo plano, como si fuera algo más inalcanzable, casi utópico. Preocupa que en los últimos años la imagen que se proyecta de muchas personas con discapacidad es que son “dependientes”. A ello ha contribuido la política desarrollada en la última década, que obliga a tener reconocimiento de dependencia además de la discapacidad para tener derecho a recibir atención en centros, que antes eran de discapacidad, y los gobiernos se han dedicado a regular de “dependencia”.

Esta política de exigir un reconocimiento añadido al de discapacidad, exigiendo el reconocimiento de dependencia, ha supuesto un dramático retroceso para las personas con discapacidad que viene siendo denunciado por el conjunto de organizaciones representadas en el CERMI. Tal despropósito ha llevado a confundir discapacidad con dependencia con demasiada frecuencia. La dependencia es una situación por la que precisamos la ayuda de otra persona o de un producto de apoyo para desarrollar las actividades básicas de la vida diaria, como desplazarnos orientándonos, comer, realizar el aseo personal, etc. Por fortuna la inmensa mayoría de las personas con discapacidad alcanzan un grado de autonomía suficiente en esas actividades, porque la situación de dependencia se da en las discapacidades más importantes, que son las minoritarias.

Hemos venido denunciando que muchos jóvenes se han tenido que quedar en sus casas por carecer del reconocimiento de dependencia. Esta situación se agravó cuando el Gobierno paralizó hasta 2015 el reconocimiento de prestaciones a las personas en situación de dependencia de grado uno, que era la puerta de entrada al Sistema de muchas personas con discapacidad para poder recibir algún apoyo.

Es momento de aplicar la Ley de 2006 que lejos de llamarse de “dependencia”, como aún muchos se empeñan en denominarla, lleva el título de Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia. La dependencia aparece al final del título, no al principio. Y no es casualidad porque en ella se reconoce por primera vez el derecho a la autonomía personal y se crear el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD).

El problema es que solo se han desarrollado políticas de atención a las dependencias más graves, las de grado dos y tres, dejando sin apenas atención a las personas que pueden desarrollar logros importantes en su autonomía personal. Despreciando este importante valor que nos permite hacer las actividades por propia iniciativa, tomando decisiones, llevando el timón de la propia vida, dependiendo en definitiva de los demás como cualquiera. La discapacidad no implica dependencia, entiéndase por favor.

Nuestra experiencia es que la inmensa mayoría de las personas con discapacidad logra importantísimos grados de autonomía, si cuenta con los apoyos para ello, si tiene oportunidades. Amica ha desarrollado desde su nacimiento un despliegue de iniciativas para demostrar que la autonomía es posible, además de ser muy beneficiosa para las personas, para sus familias y para la sociedad. En la promoción de la autonomía ganamos todos, porque muchas personas logran mantener su cuidado personal, adquieren capacidad para relacionarse, participar socialmente, tener amistades, incluso trabajar y lograr una vida independiente, sintiéndose mucho mejor, con la dignidad y calidad de vida a la que todos aspiramos.

Nos venimos preguntando por qué razón se ha olvidado sistemáticamente la promoción de la autonomía, impidiendo así el ejercicio de un derecho básico que tenemos todas las personas, incluso cuando vamos para mayores. Solo una visión cortoplacista, un ansia de inaugurar “centros de dependientes”, de asistir a una desenfrenada carrera de reconocimiento a dependientes, es decir, de utilización política de esta necesidad, puede explicar semejante despropósito.

El plazo de demora del Gobierno en la aplicación de la Ley ya ha terminado. Todas las personas que presenten situaciones de dependencia de grado uno pueden recibir prestaciones. Es momento de cambiar el rumbo, de promover programas para que desde la primera infancia apoyemos a la persona y a su familia para lograr la máxima autonomía, promoviendo la atención desde la primera infancia, los apoyos a las familias para aprovechar todas las oportunidades de la vida cotidiana para incentivar la autonomía del pequeño. Es momento de propiciar los apoyos par que el paso por la escuela sea una oportunidad de crecer junto con los demás niños, de poder jugar, relacionarse, aprender, convirtiendo la escuela en un modelo de atención a la diversidad humana, superando la cultura de la normalidad. Necesitamos impulsar la formación laboral para invertir la tasa de actividad, que aún es la mitad que el conjunto de la población, pero también las oportunidades de empleo. Para todo ello la figura del asistente personal es clave, así como los apoyos en el hogar y los productos de apoyo, las tecnologías que permitan a la persona desenvolverse por sí misma.

Las organizaciones de la discapacidad debemos trabajar unidas con este objetivo. No hay tiempo que perder porque ya se ha perdido demasiado tiempo, y muchas personas están quedando fuera de la atención, de los apoyos que necesitan. Pero también las familias tienen que movilizarse y exigir el derecho que asiste a sus hijos AHORA, porque la demora es una forma de negar este derecho. Y las personas con discapacidad, auténticas protagonistas de este anhelo, han de tomar conciencia de que no se trata de una deferencia, de un regalo que nos gustaría tener, la AUTONOMÏA ES UN DERECHO DE CIUDADANÍA que nos asiste. Tomémoslo muy en serio, señoras y señores con responsabilidades políticas del gobierno y de la oposición.

Compártelo en tus redes sociales favoritas

La autonomía personal es un derecho

Sígueme

S¡gueme en Facebook

Radio

RADIOAMICATOMAS.jpg

Vídeo destacado

Agenda de Tomás Castillo

EstÁs aquÍ

¡ATENCIÓN!, Utilizamos algunas cookies para mejorar su navegación y su experiencia en esta página. Para saber más a cerca de las cookies que usamos y como eliminarlas, lea nuestra nuestra: Política de privacidad.

SI, acepto las cookies de este sitio.

EU Cookie Directive Module Information