tomascastillo.com

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

La discapacidad en la calle

E-mail Imprimir PDF
Oir el artículo

El pasado 3 de diciembre, “Día Internacional de las Personas con Discapacidad” ha marcado un antes y un después en la historia del movimiento a favor de la discapacidad de este país. Miles de personas se han manifestado llenando las calles de Madrid por primera vez en la historia, más de cincuenta mil, según casi todos los medios de comunicación. El hecho no puede pasar desapercibido, y tiene que llevar a la reflexión de todos, como quedó de manifiesto en el Parlamento de Cantabria ante los representantes de la soberanía popular.

Las personas con discapacidad han lanzado un “SOS” en defensa de los derechos conseguidos, y que se ven vulnerados en no pocas ocasiones.

Quizá alguien ha confundido discapacidad y dependencia, y aquí puede estar el origen de muchos males. La dependencia es una situación derivada de la discapacidad, que se produce en quienes requieren el apoyo de otra persona para desenvolverse en las actividades básicas de la vida diaria. Algunas personas con discapacidad se encuentran en esta situación, pero la inmensa mayoría tienen autonomía para realizar estas actividades y muchas otras.  En nuestro país hay casi cuatro millones de personas con discapacidad y algo menos de un millón reconocidas con dependencia.

La discapacidad es algo mucho más amplio que la situación de dependencia. La discapacidad viene determinada por las dificultades que nos encontramos cuando alguna limitación propia no encuentra las adaptaciones o la accesibilidad necesaria en el entorno. Muchas personas con discapacidad pueden desenvolverse como los demás tan solo con encontrar algunos apoyos o sencillamente con que sea accesible la vivienda, la escuela, el centro de trabajo, las calles o los edificios públicos.

¿Por qué entonces están desapareciendo las ayudas a las personas con discapacidad, y casi todos los fondos se están derivando a la dependencia? ¿Por qué los centros de personas con discapacidad han pasado a ser centros de atención a la dependencia? De hecho en este momento, mucha personas no pueden acceder a un centro especializado porque no presentan dependencia de grado dos o tres, solamente de grado uno. Se quedan literalmente en la calle, engrosando una lista de espera cada vez más amplia.

Otra lamentable situación se produce en la revisión de las aportaciones que han de hacer por acudir a un centro. En algunas situaciones se ven obligadas a pagar cantidades equivalentes a casi la totalidad de sus ingresos mensuales, lo que ocasiona un paulatino empobrecimiento de las personas con ingresos propios o de sus familias, que deben elegir en ocasiones entre garantizarse el alimento o pagar los servicios del centro.

También muchos familiares de personas con discapacidad en situación de dependencia que dejaron sus empleos, acogiéndose a la ayuda para los cuidadores, han visto como ahora esta prestación  se ha reducido sustancialmente, viéndose en la necesidad de darse de baja en la Seguridad Social, ya que no quedan apenas ingresos para subsistir.

La situación se está haciendo insostenible para no pocas personas, que viendo mermados sus ingresos, rayan la pobreza y pueden ser objeto de auxilio social en poco tiempo. La pobreza está ya presente en la vida de muchas personas con discapacidad, y otras están en la calle, esperando ser admitidas en un centro. Quizás por eso tantas personas se manifiestan en la calle.

Las entidades que venimos colaborando con las administraciones públicas también estamos sufriendo los recortes. Desacertada política, cuando necesitamos precisamente en este momento más recursos para atender a una creciente demanda de personas que no reciben ningún tipo de atención, ni apoyos. En momentos de crisis las entidades sociales deberíamos disponer de más recursos para atender tanta necesidad y contribuir así a la tarea de aliviar los efectos de la crisis sobre las personas más vulnerables.

El problema está creciendo cada día, y debería ser motivo de reflexión de los responsables públicos. Es preciso impulsar un pacto de estado por la discapacidad, como propone el CERMI, para salvar de la marginación a un importante grupo de ciudadanos con distintas discapacidades.

Editorial, Boletín de AMICA número 74, febrero de 2013

Compártelo en tus redes sociales favoritas

La discapacidad en la calle

Sígueme

S¡gueme en Facebook

Radio

RADIOAMICATOMAS.jpg

Vídeo destacado

Agenda de Tomás Castillo

EstÁs aquÍ

¡ATENCIÓN!, Utilizamos algunas cookies para mejorar su navegación y su experiencia en esta página. Para saber más a cerca de las cookies que usamos y como eliminarlas, lea nuestra nuestra: Política de privacidad.

SI, acepto las cookies de este sitio.

EU Cookie Directive Module Information